Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Carlos BOUSOÑO -EL RIO DE LAS HORAS

Publicado en

CARLOS BOUSOÑO (Asturias, 1923,Premio Nobel de Literatura 1977)

 

EL RIO DE LAS HORAS

(TIEMPO EN LS COSAS)

 

Como si la maldad físicamente existiese,

tal un objeto,un útil,o una forma

dura y tenaz,

rocable y abarcable;

 

así,pero quitada toda solidez

o tenebrosa sensación,

quietamente fuido, pero no como el agua y mucho más

      que el viento,

oscuro, sin ser exactamente la ceniza,

transparente más allá del cristal,

irreversible como una espina,

avanza

en la noche, este río.

 

Avanza silencioso, imperceptible

entre mis dedos, simulando su forma,

precisamene cual si fuesen dedos

con astucia, disfrazado de armario,

avanza por la habitación,

avanza inmóvil como un ataúd

finge ser ataúd, arzobispal

reposo, quieta constelación,

ardiente llama y frenesí...

Inmóvilmente se arroja o determina

como cama de roble en el silencio ambiguo y la inmovi-

      lidad de la sábana blanca

finge ser moribundo y luego muere en él,

como si hubiese muerto, y sigue andando...

 

(De "Las monedas contra la losa",1973) extraído de"Oda en la ceniza, Las monedas contra la losa", Editorial Losada,1975

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Henri MICHAUX -HACIA LA SERENIDAD -

Publicado en

HENRI MICHAUX  (Bélgica,1899-París,1984)

  

HACIA LA SERENIDAD (*)

  

a) el Reino de Ceniza.

  

Por encima de los júbilos como por encima de los terrores, por encima de los deseos y de las efusiones hay una extensión inmensa de ceniza.

En ese país de ceniza podeís ver el dilatado cortejo de los amantes que buscan a las mujeres y el cuantioso cortejo de las mujeres que buscan a los amantes. En todos ellos se lee una presciencia tal de los goces únicos que demuesta cómo tienen razón que la cosa es evidente y que es preciso vivir entre ellos.

Pero aquel que se halla en el reino de ceniza ningún camino enuentra ya. Mira, escucha. Ningún otro camino encuentra más que el del eterno pesar.

b) la llanura de la leve sonrisa.

Sobre ese reino alto, pero miserable, se extiende el reino elegido, el reino de suave pelaje.

Si en él apareciese alguna cumbre, alguna punta, no duraría mucho.

Pues apenas brotadas desaparecen, cambiándose en cortos pliegues, los dobleces en un estremecimiento y todo retorna a ser llano.

"Cuando la ola arrolladora encuentra a sus amiguitas, las olas que devuelven, se teje entre ellas un gran zumbido, primero un zumbido, luego poco  a poco se hace el silencio y no vuelve a encontrarse ninguna".

¡Oh, país de losas tibias!

¡Oh, llanura de la leve sonrisa!

 

 

(*) Traducción de Guillermo de Torre. (De Primera Antología Poética de la Revista SUR, 1973.

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Hugo PADELETTI - LA PACIENCIA- UN PAJARO SE PUEDE DETENER

Publicado en

HUGO PADELETTI (Santa Fe,Argentina, 1928)

 

LA PACIENCIA

  

La paciencia

es un arte difícil. Como un cuadro
compone disonancias.
Transfigura
la fragmentación del instante.
Su secreto,la continuidad del alba.
No hay secreto
que no sea interior.
Aún en flor
su encubrimiento prevalece.
¿Qué primavera
dice su invierno?
La primavera
es.
Voy a plantar esta almendra
para dar testimonio
de la paciencia.

 

 

 

UN PÁJARO SE PUEDE DETENER 

 

en la punta de un árbol y abarcar

la inmensidad del cielo. Yo también,

sentado frente al muro,

me detengo en la punta

del álamo y contemplo

la inmensidad. La surcan pensamientos

involuntarios. ¿Cuántas nubes

fugaces, cuántas aves

sucesivas!

Y las dejo pasar… y son tragadas

por este espacio inmenso

que soy yo:

sereno, transparente, luminoso

¿quién soy

yo?

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

GONZALO ROJAS -ALETHEIA DEL FAISAN-

Publicado en

 

GONZALO ROJAS, Chile, 1917

 

ALETHEIA DEL FAISÁN

 

Aletheia de nunca ese faisán brillando encima de la nieve entre
           el cemento
del patio y las uvas parado
en lo más verde de su azul pintado de esquizo
por el estupor medio congelado en su ocio, viéndolo todo
desde ahí, mirando mirando

como cuando aparece la aparición y uno mira
fuera y casi alcanza
a no sabe dónde y fosforece y oh velocísima
nariz por todas partes fosforece el
pájaro áureo.

Vino de Argos en lo más alto el faisán
de esos mástiles, fue polígamo.
Esto quiere decir que ahora mismo está viendo a toda la especie
de los dioses volando. Esto en la lengua de Jasón
quiere decir que va volando

y sin embargo está ahí intacto y
traslúcido en su plumaje de adivino
remoto. Que vio encima de las aguas a Cristo, que Lo vio:
y yo mismo escribo imantado.

 

 

 

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

MARIO LUZI - VIA CRUCIS

Publicado en

MARIO LUZI (Florencia, 1914-2005)

 

VIA CRUCIS (*)

 

PADRE mío,  me he aficionado a la tierra

más de lo que hubiera creído.

Es bella y terrible la tierra.

Nací casi escondido,

he crecido y madurado

en un lugar tranquilo

entre gente pobre, amable y execrable.

Me acostumbré a sus calles,

me encariñé con sus lugares, sus olivares,

las viñas, hasta el desierto.

La tierra es sólo una estación para Tu hijo,

pero ahora me duele dejarla,

y hasta estos hombres y sus ocupaciones,

sus casas y sus refugios,

me da pena tener que abandonarlos.

El corazón humano está lleno de contradicciones

pero ni por un instante me he alejado de ti.

Te llevé incluso hasta donde parecía que no estabas

o habías olvidado  estar.

La vida en la tierra es dolorosa,

pero también dichosa: recuerdo

los niños, los árboles y los animales.

Falta poco para ese lugar que llaman Calvario.

Despedirme me angustia más de lo debido.

¿He estado mucho entre los hombres o demasiado poco?

¿Hice muy mío lo terreno o lo he evitado?

La nostalgia de ti ha sido continua y fuerte,

pronto nos reuniremos en la sede eterna.

Padre no juzgues

este hablar mío humano, casi delirante,

tómalo como un deseo de amor,

no repares en su insensatez.

Vine a la tierra para hacer tu voluntad

aunque alguna vez haya vacilado.

Sé indulgente con mi debilidad, te lo ruego.

Cuando nos reunamos en el Cielo

se habrá consumado una gran prueba

que no se pierde en la memoria de la eternidad.

Pero ahora, en este estado humano de flaqueza,

voy hacia ti, compréndeme, en mi debilidad.

Me toman, me alzan en la cruz plantada sobre la colina,

ahí Padre, me clavan las manos y los pies.

Aquí termina verdaderamente el camino.

La deuda de la iniquidad ha pagado a la iniquidad.

 

Pero tú conoces este misterio. Tú solo.

 

 (*) Mario Luzi compone este VIA CRUCIS invitado por el Papa Juan Pablo II a escribir un texto para la ceremonia del Viernes Santo de la Pascua (2003)

 

Versión de Amalia M. Abaria y Jorge Albertella

 


VIA CRUCIS


Padre mio, mi sono affezionato alla terra

quanto non avrei creduto.

È bella e terribile la terra.

Io ci sono nato quasi di nascosto,

ci sono cresciuto e fatto adulto

in un suo angolo quieto

tra gente povera, amabile e esecrabile.

Mi sono affezionato alle sue strade,

mi sono divenuti cari i poggi e gli uliveti,

le vigne, perfino i deserti.

È solo una stazione per il figlio Tuo la terra

ma ora mi addolora lasciarla

e perfino questi uomini e le loro occupazioni,

le loro case e i loro ricoveri

mi dà pena doverli abbandonare.

Il cuore umano è pieno di contraddizioni

ma neppure un istante mi sono allontanato da te.

Ti ho portato perfino dove sembrava che non fossi

o avessi dimenticato di essere stato.

La vita sulla terra è dolorosa,

ma è anche gioiosa: mi sovvengono

i piccoli dell’uomo, gli alberi e gli animali.

Mancano oggi qui su questo poggio che chiamano Calvario.

Congedarmi mi dà angoscia più del giusto.

Sono stato troppo uomo tra gli uomini o troppo poco?

Il terrestre l’ho fatto troppo mio o l’ho rifuggito?

La nostalgia di te è stata continua e forte,

tra non molto saremo ricongiunti nella sede eterna.

Padre, non giudicarlo

questo mio parlarti umano quasi delirante,

accoglilo come un desiderio d’amore,

non guardare alla sua insensatezza.

Sono venuto sulla terra per fare la tua volontà

eppure talvolta l’ho discussa.

Sii indulgente con la mia debolezza, te ne prego.

Quando saremo in cielo ricongiunti

sarà stata una prova grande

ed essa non si perde nella memoria dell’eternità.

Ma da questo stato umano d’abiezione

vengo ora a te, comprendimi, nella mia debolezza.

Mi afferrano, mi alzano alla croce piantata sulla collina,

ahi, Padre, mi inchiodano le mani e i piedi.

Qui termina veramente il cammino.

Il debito dell’iniquità è pagato all’iniquità.

Ma tu sai questo mistero. Tu solo.


MARIO LUZI

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Alberto GIRRI - CORAZON COMO APOLOGO -

Publicado en

ALBERTO GIRRI (Bs.As.,1919-1991)

 

 

CORAZON COMO APOLOGO             

 

 

          ¿Qué es la Vía

se sugiere por tema,

entre aguijonear de temas

para que repares en ti,

                                                como gato

acechando a un ratón,

 

          y se contesta,

                                               El corazón

diario es la Vía,

 

          el no efímero, único

que abres y encaras de golpe,

sin escrutar exacerbado,

pero suscitándote

gran resolución,

 

           de a mayor ardor

mayor presteza en comprometerse

con tus facultades,

 

      y numeroso por único,

para disputar con inmutable

pulsación benévola tu servirte

del mundo, manejos

si treguas,

          corazón consumiendo

en raciocinios, recuerdos de sí,

adhesiones, inestabilidades.

 

      ¿Hay que encaminarse por esa Vía?,

se pregunta a continuación;

se responde:

                           Al interrogar,

ya no lo ignoras, vas por ella,

no persistas en sutilezas,

deja de inferir,

                                  acaba el texto,

te lo suplico.

                              

  (de "Tramas de conflictos", 1988, Editorial Sudamericana)

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Thomas ELIOT - "MIERCOLES DE CENIZA"

Publicado en

imagesCASI87RK

Thomas ELIOT (EEUU,1880-Londres,1965)

 

MIERCOLES DE CENIZA (1930)

  (T.S. Eliot)

Traducción de Ezequiel Zaidenwerg

 I

Porque no espero retornar jamás
Porque no espero
Porque no espero retornar
Deseoso del don de éste y de la visión de aquél
Ya no me esfuerzo más por esforzarme por cosas semejantes
(¿Por qué debiera desplegar las alas el águila ya vieja?)
¿Por qué debiera lamentarme yo
Por el poder perdido del reino acostumbrado?

Porque no espero conocer jamás
La endeble gloria de la hora positiva,
Porque pienso que no
Porque conozco que no he de conocer
El único real de los poderes transitorios
Porque no he de beber
Allí, donde los árboles florecen, y los manantiales fluyen, pues –de nuevo– no hay nada

Porque yo sé que el tiempo es siempre tiempo
Y que el espacio es siempre sólo espacio
Y que es actual lo actual sólo en un tiempo
Y sólo en un espacio
Me alegra que las cosas sean tal como son y
Renuncio al rostro bienaventurado
Y renuncio a la voz
Porque no he de esperar ya retornar jamás
Me alegro en consecuencia, al tener que construir algo
De qué alegrarme.

Y ruego a Dios se apiade de nosotros
Y le ruego que yo pueda olvidarme
De aquellas cosas que conmigo mismo discuto demasiado
Explico demasiado
Porque no espero retornar jamás
Deja que estas palabras respondan
Por lo que se ha hecho, para no volver a hacerse
Que el juicio no nos sea demasiado gravoso

Porque estas alas ya no son alas para volar
Sino sólo abanicos que baten en el aire
El aire que ahora es terriblemente angosto y seco
Más angosto y más seco que la voluntad
Enséñanos a preocuparnos y no preocuparnos
Enséñanos a quedarnos sentados quietos.

Ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de

nuestra muerte
Ruega por nosotros ahora y en la hora de nuestra muerte.

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

REGEN Jacobo -"Tatuajes" "Intemperie final o lumbre pródiga"

Publicado en

 JACOBO REGEN (Salta, 1935)

TATUAJES

  

Yo creo en las palabras

que son carne y espíritu:

tatuajes repujados

a punta de cuchillo

 

Intemperie final o lumbre pródiga 

(de "Poemas reunidos, 1992)

 

Intemperie final o lumbre pródiga
solo en tu templo quiero descalzarme
y esparcir las ceniza de este vaso
donde no bebo yo ni bebe nadie.
Haz que el silencio mío, ya de piedra, 
recuerde sus oscuros lagrimales
y llore con la música de antaño
se desnuda, trémula, en un ángel.
Deja que la simiente paridora,
de agostados y tímidos cantares
se atreva con la luz estremecida
por las últimas ráfagas de sangre
y con la vida y con la muerte puesta
sea merecedor de tu hospedaje.  

 

 

 

 

 

 
 

 

 

 

 
  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
  
 
 
 
  
 
 
 
  
 
 
 
  
 
  
  
  
   
 
  
  
  
  

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

JORGE AULICINO,de "Cierta dureza en la sintaxis" "Hombre de hierro"

Publicado en

 Jorge AULICINO, Buenos Aires

 

 de "Cierta dureza en la sintaxis", (Selecciones de Amadeo Mandarino, Buenos Aires, 2008)

 

La luz grisácea los acompañó y no ignoraron

que vendría, con las armas y el pendón,

el descubrimiento.

 

Un sabio se incinó sobre el paisaje.

Esto, musitó, no se llama América.

Esto se llama el río, el perro empiojado.

Esto se llama arreo y luces gordas.

Esto se llama la pampa, el galopito,

el corral, el vino áspero, la tuna.

 

Esto se llama entubamiento.

El agua del arroyo cae en la cloaca pulposa.

Aquí nací. Allá estaba la fábrica amarilla.

Aquí el árbol aquel, y allá la laguna.

Tuve una anguila en una bolsa.

Tuve un rancho. Balas de avión de 1955.

Las lluvias del sudeste a veces inclinadas.

Entonces las claraboyas se pusieron negras.

En el suburbio un chevrolet pausado

respiraba de tarde en tarde, acatarrado.

Y un tipo salía de la sombra

con sonrisa de muerto.

 

Hombre de hierro

 

  de "ALMAS EN MOVIMIENTO",publicado por Libros de Tierra Firme, 1995

 

Te dirás que fueron buenos ciertos    días

en los que por fin supiste que no hay música.

Te verás frente a una ventana

mirando un mundo de ese modo más cercano

aunque del todo incomprensible.

Habías abandonado, no tenías instrumentos

eras el hombre más sólido.

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Salvatore QUASIMODO - "CARTA A LA MADRE"

Publicado en

tnN-T0002-003-peace-burial-at-sea[1]

 (*)

 

CARTA A LA MADRE 

 

"Mater dulcissima, ya descienden las nieblas,

el Navigilio golpea confusamente en los mueles,

los árboles se hinchan de agua, arden de nieve;

no estoy triste en el Norte, no estoy

en paz conmigo, ya no espero

perdón de nadie, muchos me deben lágrimas

de hombre a hombre. Sé que no estás bien, que vives

como todas las madres de los poetas, pobre

y justa en la medida de amor

hacia los hijos distantes. Hoy soy yo

quien te escribe." Por fin, dirás, dos palabras

de aquel muchacho que huyó en la noche con su pobre capa

y algunos versos en el bolsillo. Pobre, tan blando de corazón,

lo matarán un día en un lugar cualquiera.

"Ciertamente, recuerdo, fue desde aquel gris andén

de lentos trenes que llevaban almendras y naranjas

hasta las fauces del Imera, río de urracas,

de sal y de eucaliptos. Mas hoy te lo agradezco,

eso quiero, la ironía que pusiste

sobre mis labios, afable como la tuya.

Aquella sonrisa me salvó de llantos y dolores

y no impora si derramo ahora algunas lágrimas por tí,

por los que como tú esperan

sin saber qué. Ah muerte gentil,

no toques el reloj de la cocina que late sobre el muro,

toda mi infancia pasó sobre el esmalte

de su cuadrante, sobre sus flores pintadas;

no toques las manos, el corazón de los viejos.

Pero ¿es que alguien responde? Oh muerte de piedad,

muerte de pudor. Adiós, querida, adiós, mi dulcissima mater"

                                                                                                                                SALVATORE QUASIMODO

Traducción de Alberto Girri y Carlos Viola Soto

(de " Primera Antología Poética" Revista SUR, 1973)

 

(*)J.TURNER  "Paz-Sepultura en el mar", 1842

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

1 2 > >>