Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

PEARSE HUTCHINSON - PERDON -

Publicado en

PEARSE HUTCHINSON  (Irlanda, 1927-2012)

A Pearse Hutchinson, insigne poeta irlandés que se fue, en silencio, el pasado 14 de enero, como corresponde, olvidado en estas tierras salvajes, donde la Poesía sigue prófuga y en cualquier momento acaso capturada por la Policía del inicuo régimen. A quien, a la manera de Pavese, fuera, para su tiempo, “un gran hombre entre idiotas”.

Vaya, en homenaje, bajo esta piedra de molino bajo la que ha caído el alma hace tanto tiempo, en la dudosa luz de esta mañana, este ensayo de obituario.

Para recordarlo de la mejor manera, a través de algunos de sus poemas elegidos por la memoria del tiempo y las largas errancias entre los libros fieles, por los que seguirá siempre vivo entre nosotros.

Vaya, en homenaje al maestro, que nos guiará hasta la hora más oscura en el camino de zarzas, este aterido grito en el desierto.

A quien corresponda.

   Alejandro Drewes (Bs.As.)

 

PERDON

No pienso pedir

humildemente perdón a ningún cura

encerrado en una caja estrecha

en color marrón oscuro

en gracia construida

por un atormentado.

No pienso desahogarme

en vosotros

presumiendo siempre

de camas vacías

ni esconder tampoco

mi vergüenza herida

bajo tus plumas,

tú que nunca te perdiste una seducción.

 

Pero a mis vecinos, a mis dioses,

al poder del sol,

a los seres que herí,

al dolor que hay en mí,

a ese hombre que esconden los hábitos

a mi espejo roto,

a ellos sí, pediré perdón.

 

http://jc-noticiasdelinterior.blogspot.com.ar/2010/12/pearse-hutchinson-de-el-alma-que-beso.html

 De: An tAnam a Phóg an Corp /El alma que besó al cuerpo

Madrid, Hiperión. Trad: Pilar Salamanca

Gentileza: Alejandro DREWES

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Sirkka Turkka - SELMA - Las estrellas...

Publicado en

SIRKKA TURKKA (Finlandia, 1939)

 

  

Selma, pequeño perro, oye 
aún las florecitas se doblan cuando andamos,
las grullas, los cisnes con sus niños grises,
éramos un poco zorros.

El perejil silvestre en fila, así que primero
estaba la mamá, después la mamá, después
el papá airado.

El otoño llegó Selma, llegó la nieve
alta hasta las orejas y la cabeza, llegaron
capas que esconden, engañadores de alces.

Andas conmigo todavía a lo largo del invierno helado,
anda tu sonrisa graciosa, tu tumba.

A lo largo de ríos congelados sólo nosotros los graciosos
hacia la iglesia de los perros, ángeles del zorro.

Traducción: Aida Precilla y Jukka Koskelainen
 

 

 

 

Las estrellas vuelven a ser como una quejumbrosa balada y por las tardes
los perros afinan sus agrietados violines.
Yo no dejo que se me acerque la pena,
no la dejo acercarse a mí.
Mil metros de nieve encima del corazón.
Murmuro mucho para mis adentros, por la calle
canto en voz alta.
A veces me veo pasar, con sombrero en la cabeza,
por el viento, y con alguna idea torcida.
Hablo de muerte cuando quiero decir vida. Ando con los papeles
desordenados, no tengo ni una sola teoría, solo un perro que blasfema.
Cuando pido aguardiente, me sirven helado,
a pesar de todo claro que soy español, con el nacimiento del pelo bajo
de esta manera, de verdad:
no parezco ser de aquí.
Sudo y trato de hablar, entretanto
tiemblo.
Casi más que la muerte lamento mi nacimiento.
Y todo lo que pido
son mil metros de nieve encima de mi corazón.

Sirkka Turkka (Finlandia, 1939)

 

Traduccion, Aida Presilla Straus

 

Sirkka Turkka: (1939) Finlandia. Licenciada en Humanidades, trabajó como agricultora y bibliotecaria. Una de las poetas más relevantes de su generación. En 1987 recibió el Premio Finlandia.

 

Gentileza de ALEJANDRO DREWES

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Graciela MATURO - EL FUEGO -

Publicado en

GRACIELA MATURO (Sta.Fe, vive en Bs.As)

 

EL FUEGO

 

El invierno soplaba su brasa oscura y sola.

La llama reflejaba su destello

sobre la cabellera de los niños,

nacía de sus ojos limpios, como en un juego

de lúcidas espadas.

Sus cuerpos junto al fuego

cedían entre sí, participaban

de una vida creada por el pequeño sol resplandeciente

sobre la piedra usada

por la harina y sal de cada día.

Brillaba el corazón de la negra madera

-vivo muro del miedo y de la noche-

en tanto que otra rosa,

tibia, engañosamente,

nacía de las manos, de los rostros

que un mismo dulce fuego caldeaba entonces.

Brillaba, sí, brillaba duplicada su llama,

su maravilla huyente.

Sólo para mis ojos se detuvo un instante.

Hermosa lengua alzada sobre frentes de arena,

oh corazón que huyes

mientras los frutos caen de manos codiciosas

entre ritos y fábulas y signos adorados.

Oh, destrucción, imperceptible muerte

que devoras los días y los sueños.

Hasta que sólo quede de unos cuerpos que amaron

este yerto tesoro, la ceniza.

 

  de "EL ROSTRO" Editoria Ciudad Gótica , 2a. Edición, Rosario, Argentina, 2007

1a. Edición, , Colección Herrera y Reissig, Montevideo, 1961.

Premio Municipal de la Pcia de Mendoza, 1960)

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

JUAN LARREA - NATURALEZA MUERTA -

Publicado en

 JUAN LARREA (Bilbao, 1895-Córdoba, Argentina)

 

  Juan Larrea II[1]

NATURALEZA MUERTA



El precio de tu silencio
y la aureola de las losas
el día reducido a tu mano
la mano reducida a su invierno apremiante

la salida deja que mueran sus mirlos
soltando una carne azulada
como los ojos que siguen lentamente
fuera del dominio del oro tus piernas irradiantes

todo lo imprevisto en el relámpago de un cuchillo
todo el horizonte en la espera de un sobresalto
todos los secretos todos los pesares en una estrella

 

 

 

De “Pérdida pura” publicado en Juan LARREA, “Versión Celeste”, Barral Editores,Barcelona, 1970

 

 



Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0