Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Álvaro MUTIS - CIUDAD -

Publicado en

ÁLVARO MUTIS (Bogotá,1923)

CIUDAD

Un llanto
un llanto de mujer
interminable,
sosegado,
casi tranquilo.
En la noche, un llanto de mujer me ha despertado.
Primero un ruido de cerradura,
después unos pies que vacilan
y luego, de pronto, el llanto.
Suspiros intermitentes
como caídos de un agua interior,
densa,
imperiosa,
inagotable,
como esclusa que acumula y libera sus aguas
o como hélice secreta
que detiene y reanuda su trabajo
trasegando el blanco tiempo de la noche.
Toda la ciudad se ha ido llenando de este llanto,
hasta los solares donde se amontonan las basuras,
bajo las cúpulas de los hospitales,
sobre las terrazas del verano,
en las discretas celdas de la prostitución,
en los papeles que se deslizan por solitarias avenidas,
con el tibio vaho de ciertas cocinas militares,
en las medallas que reposan en joyeros de teca,
un llanto de mujer que ha llorado largamente
en el cuarto vecino,
por todos los que cavan su tumba en el sueño,
por los que vigilan la mina del tiempo,
por mí que lo escucho
sin conocer otra cosa
que su frágil rodar por la intemperie
persiguiendo las calladas arenas del alba.

(De "Los trabajos perdidos"
Gentileza www.amediavoz.com)

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Gerardo LEWIN .- Un adiós a Plumita -

Publicado en

GERARDO LEWIN (Bs.As.)

 

 

4CARF6XFLCAZI4WV3CASHB3VUCATNQWHSCAEG69N4CAMWUA50CAUVMAAJCA

 

(*)

 

UN ADIOS A PLUMITA

 

Muerta, ya en el metal,

diremos ¿qué?

 

Oh perra yaciente en formalina,

sino que tus ojos derretidos

sino que tu laxa lengua en fauces

sino la pudrición oculta

y el olor que se impone:

frontera, más allá.

 

Hemos llorado y vuelves, buena amiga,

como una niebla que duerme en baldosas.

 

Cae la tarde. Lo intenso

se diluye. Una mudez senil

trajiste con tu muerte.

 

Creíamos. Ya no.

 

 

(*) "Niño con perro" P.PICASSO

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Adolfo PÉREZ ZELASCHI - Ciego en Newpolis -

Publicado en

Adolfo L. PÉREZ ZELASCHI ( Bolívar,Pcia.Bs.As.,1920-Bs.As.,2005)

 

la ciudad

(*)

CIEGO EN NEWPOLIS

 Estoy aquí, en Newpolis.

Hace tres mil días que golpeo vanamente las piedras

para que me lleven a la vereda de enfrente.

Alguien, uno solo, yo no necesito más que uno solo,

un solo hombre o una sola mujer,

uno solo, pero uno que me acompañe hasta  la vereda de enfrente.

Entre tanto escucho crecer desde el fondo de la sombra

motores, ruedas, campanillas, timbres;

suben y bajan como parábolas,

infinitamente zumban

porque ésta es la Avenida Máxima

y cada segundo pasan veintidós automóviles ante mí.

Yo necesito que de uno solo de ellos baje

también un solo hombre y me ayude a cruzar la calle.

Por la vereda oigo millares de pasos:

un rumor presuroso y constante.

Cada paso transporta

todo eso que envuelve con cuidado a los hombres:

los sobretodos, los sombreros, los paraguas, las gafas,

los calcetines, los guantes, las chaquetas, los zapatos,

pero nadie sale de ellos y me dice: “Vamos”.

Huelo la nafta, el asfalto,

el húmedo olor del viento;

siento en la piel cómo descienden la noche y el hielo sobre mí.

Golpeo hace tres mil días

vanamente el bastón contra las piedras

para que alguien me lleve a la vereda de enfrente

donde viven mis hijos.

 

  (De ”Canto fragmentario de Newpolis”, 1974, publicado en

“La generación poética del 40, Tomo II, ECA, Bs.As.,1981)

(*) "La ciudad", óleo de Robert Delaunay (1911)

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0