Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

ODYSSEAS ELYTIS - EL MONOGRAMA - Fragmentos

Publicado en

 

 

ODYSSEAS  ELYTIS (Grecia, 1911-1996)

  

EL MONOGRAMA (Fragmentos)

 

chagall 2

 

(*)

 

 

Estaré siempre de luto – ¿me oyes? – por ti,

solo, en el Paraíso

 

I

 

Volverá hacia otro lado las arrugas

De sus manos, el Destino, como un guardián de las llaves

Por un instante consentirá el Tiempo

Cómo podría ser de otra forma, ya que las personas se aman

Expondrá el cielo nuestras entrañas

Y la inocencia golpeará al mundo

Con la rudeza de la negra muerte

 

II

 

Estoy de luto por el sol y estoy de luto por los años que vienen

Sin nosotros y canto los otros que pasaron

Si son verdad

Los cuerpos acordados y las barcas que se golpeaban dulcemente

Las guitarras que titilaban bajo las aguas

Los “créeme” y los “no”

Una vez en aire y otra en la música

Dos pequeños animales, nuestras manos

Que buscaban subir a escondidas una en la otra

La maceta con la flor en las puertas abiertas del patio

Y los fragmentos los mares que venían juntos

Sobre los muros detrás de los cercos

La anémona que se quedó en tu mano

Y temblaste tres veces el violeta tres días sobre las

Cataratas

Si esto es verdad canto

La viga de madera y la tela cuadrada

En la pared con la sirena de pelo suelto

La gata que nos miró en la oscuridad

Niño con el incienso y la roja cruz

A la hora que anochece en lo inalcanzable de las rocas

Estoy de luto por la ropa que toqué y me dio el mundo.

 

..........................................................................................

VI

He visto mucho y la tierra dentro de mi mente parece más bella

Más bella dentro de los vapores dorados

La afilada piedra, más bello

El azul de los estrechos y los techos en las olas

Más bellos los rayos donde sin pisar pasas

Invencible como la diosa de Samotracia sobre las montañas

Del mar

Así te he mirado y me basta

Y que todo el tiempo sea absuelto

En la senda que deja tu paso

Y sigue como un inexperto delfín

¡Y que mi alma juegue con el blanco y con el azul!

Victoria, victoria donde he sido vencido

Antes del amor y junto a él

Por el reloj y el γκιούλ-μπρισίμι

Vete, vete aunque yo me haya perdido

Solo y aunque sea el sol que sostienes un niño

Recién nacido

Solo, aunque sea yo la patria que está de luto

Que la palabra que envié te mantenga como una hoja de laurel

Solo, el viento fuerte y solo el redondo

Guijarro en el parpadeo del oscuro fondo

¡El pescador que captura y vuelve a tirar atrás en el tiempo al Paraíso!

 

VII

 

En el Paraíso he señalado una isla

Igual a ti y una casa en el mar

Con una cama grande y una puerta pequeña

He lanzado a las aguas profundas un eco

Donde mirarme cada mañana al despertar

Para verte a medias pasar por el agua

Y llorarte a medias en el Paraíso

Estaré siempre de luto – ¿me oyes? – por ti,

solo, en el Paraíso

 

 

 

 (Ver Fundacion mariatsakos)

 

(*) Chagall, "Eda Okada"

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

MARIO MORALES - de "La canción de Occidente"

Publicado en

MARIO MORALES (Pehuajó ,1936-Bs.As.,1987)

richter 1 

(*)

De  LA CANCION DE OCCIDENTE

 

PRIMERA PARTE

 

                        1

 

Porque no podemos sino cantar.

Porque ése es nuestro destino

¿Lo diré de nuevo?

                        Porque la única visión es repetirse

Oh Belleza      Oh  Destruida

                        Así comienza este canto.

Cada palabra una semilla de fuego,

Cada silencio un acto,

Cada hombre un grito,

Cada mujer un fruto,

                        una oscuridad,

                                               un destino.

 

Aquí o allá: En ninguna parte.

                        Pero éste es el reino.

Acá comienza el poema.

                                               Acá concluye el sueño

 

¿Y para qué ojos?

                        ¿Y para qué la realidad sino para el único

                                                           Instante,

                                    para lo que aún no existe?

Y para qué el poema

                        sino para el grito,

para la desfiguración  absoluta,

para ese espasmo que une la visión a lo visto

como se une la Palabra a la tierra

                                   y el corazón a las cenizas.

Porque un poema es vida para siempre.

 

(Publicado en “La distancia infinita”, ANTOLOGIA  POETICA

(1958-1983)Fondo de Cultura Económica, Bs.As. ,2012.

 

(*) Abstr.B., Heu, Gerhard Richter

               

               

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

JUAN L. ORTIZ - Las flores de las márgenes del camino...

Publicado en

JUAN L. ORTIZ (Entre Ríos, Argentina, 1896-1978)

 

Flores Klimt

(*)

Las flores de las márgenes del camino…

 

Las flores de las márgenes del camino en la noche.

Solas ante la noche como espumas ligeras,

con su dulce secreto para el aire plateado.

 

El aire andaba sobre ellas como un pálido velo

y recogía su sueño, apenas sueño, y vacilaba

ante el signo iluminado del gran río lejano

y la ceniza extática y perlada del “bajo”.

 

Las flores de las márgenes del camino en la noche.

Criaturas desconocidas y acaso efímeras de la noche

[ agreste.

La noche, sin embargo, respiraba con ellas,

y una sonrisa erró un momento sobre los labios

            [distraídos de los viajeros retardados.

 

Respiraba por ellas algo ensimismada la noche

            [campesina,

y el humilde destino de las flores del hálito tardío

que, espíritu argentado, tocó de repente las colinas…

 

Las flores de las márgenes del camino en la noche.

Entreabrieron, siquiera un instante, unos labios

            [agradecidos.

 

Fueron, siquiera un instante, otra flor fugitiva

de otro paisaje íntimo súbitamente azul.

 

Y otro anhelo, un minuto, se unió al suyo en la

            [noche,

fue uno con el suyo en un minuto de la noche.

 

Y no estuvieron solas, un minuto siquiera, con la

            [noche

y con el aire pálido, indeciso ante humos y señales de

            [nácares,

ni se perdieron solas en el soplo aún más pálido, más

            pálido, del ángel de la madrugada…

 

JUAN L. ORTIZ  de “La mano infinita”, 1951.

Publicado en “Antología JUAN. L. ORTIZ ”, Editorial Losada

Bs. As. 2010

(*) G.Klimt, "Jardín"

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

PABLO PICASSO - LA VISITA -

Publicado en

LA VISITA

 

4DPict

 

Pablo Picasso, óleo sobre lienzo,

1902, Museo del Hermitage

San Petersburgo, Rusia

Etiquetado en PINTURA

Compartir este post

Repost 0

TOMAS TRANSTRÖMER - Elegía - Kyrie -

Publicado en

 



imagesCAZVMCW1

TOMAS TRANSTRÖMER (Suecia, 1931)

 

ELEGIA

 

Abro la primera puerta. 
Es una gran habitación soleada. 
Un camión pasa por la calle 
y hace vibrar la porcelana. 

Abro la puerta número dos. 
¡Amigos! Vosotros bebísteis la oscuridad 
y os hicisteis visibles. 

Puerta número tres. Una estrecha habitación de hotel. 
Vistas a un callejón. 
Un farol que reluce en el asfalto. 
El hermoso residuo de las experiencias. 



Versión de Roberto Mascaró
De "Senderos" 1973
Nórdica Libros S.A. 2010

 

  

 

KYRIE

 A veces, mi vida abría los ojos en la oscuridad. 
Una sensación como de multitudes ciegas e inquietas, 
que pasan por las calles camino de un milagro, 
mientras yo, invisible, permanecía inmóvil. 

Como el niño que se duerme con miedo 
escuchando los pasos pesados del corazón. 
Largo tiempo, hasta que la mañana pone sus rayos en la cerradura 
y se abren las puertas de la oscuridad.

 

Versión de Roberto Mascaró
De "Secretos del camino" 1958
Nórdica Libros S.A. 2010

 

 Publicado en www.amediavoz

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

JULIO LLINAS - Antiguo - Ritmos - Muertes -

Publicado en

JULIO LLINAS (Bs.As.1929)

 

  tnN-K0002-038-improvisation[1]

(*)

 

ANTIGUO

 

Cuervo miedoso, has de saber que mi cerebro es visitado

por un gran sol violáceo, un daño heroico que calienta y des-

pedaza las glorias carniceras de los atletas del siglo.

                             

                                                        

RITMOS

 

  Este calor especial, esta tormenta, son nuestros lazos de

unión, nuestras terceras manos.

  Salud al torbellino caliente que refulge en el fondo de

las noches, marcando el ritmo del dolor y un orden en las

muertes.

 

 

MUERTES

 

Muertes que son un signo

Muertes que son un arma

 

Para volver al ritmo del candor

He aquí un orgullo terrible

Para dormir sobre el puñal caliente de

      la gracia

He aquí los tóxicos finales

 

Secreta juventud

Pérdida infame

 

                                           (La ciencia natural,-1959)

 

Publicados en "Antología de la Poesía Argentina", Selección de Raúl.

Gustavo Aguirre, Ediciiones Librerías Fausto. Bs.As.1979

 

(*) Improvisación..Kandinsky

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

MASACRE .14-12-2012 .

Publicado en

27169-1222659052-7[1]

 

"CRISTO CONSOLADO POR LOS ÁNGELES"

 

Oleo sobre lámina de cobre

 

Juan P.Morlete Ruiz

(Nueva España, 1713-1772)

Etiquetado en PINTURA

Compartir este post

Repost 0

MARIO MORALES - VARIACIONES TRES y otros

Publicado en

MARIO MORALES (Pehuajó, 1936-Bs.As,1987)

  

 

 

VARIACIONES TRES

 

 

A veces,

 

               persiguiendo el infinito,

               el destino del trueno

               y ese olor de las praderas

                                           cuando se desnudan en falso verde

               y en azul sonámbulo de espacio y luz desesperada.

 

 

A veces,

              cuando el silencio se da vuelta

              y canta hasta despertar,

                                           hasta cubrir de alas ese presagio

              de catástrofe

              que tiembla como una penumbra en el fondo de las

                                                                                         últimas raíces.

 

A veces, solamente a veces,

                                                     el fondo de la vida hecho de piedra

                                                        y soledad

                                                     y cicatrices de lluvia buscando su

                                                     forma de caer o permanecer

                                                     semejantes a un pensamiento abraza-

                                                     do a su día y a su noche y a su edad

                                                     de relámpago y flor unánime.

 

(De "Plegarias o el eco de un silencio" (Bs.As.) Sudamericana, 1974)

Publicado en "La distancia infinita" Antología poética 1958-1983

 Fondo de Cultura Económica, Bs.As.,2012)

                            

 

---           

 

 

 

y en todas partes -a ratos- siempre

hay una confusa alquimia

un eclipse feroz

un alrededor de atmósfera envilecida

golpeada po una señal y un temblor extremo

una sentencia en blanco

desesperadamente

exhausta

 

    ---

 

 

y que todo tenga un nombre nuevo

la calle, la luz

el silbido de la sombra

cuando las ventanas se abren

hay un silencio de pana

y cicatrices de luz a los tumbos

y vuelos Unánimes

                               

                                     por-venir

 

antaño, antes de las palabras

 

                                     comenzar de nuevo

 

   ---

 

no temas, se trata sólo de palabras

 

   ---

 

sí, bien digo, magnífica altivez de todo, de buitres alimentán-

dose de carroña, de alturas, de sombra desgastada, derrochada,

inmolada al incienso cotidiano y salvajes ojeras, y cuerpos cari-

cia a caricia arrebatados a un fulgor

ah perra -un hálito adorable-

de rencor y entonces

                                          al despertar

                                                                  todo es literatura

todo existe

 

 

   ---

 

 ( De "En la edad de la palabra", Bs.As. Último Reino, 1986, publicado en

"La distancia infinita" Antología Poética 1958-1983, Fondo de

Cultura Económica, Bs.As.,2012)

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

MÁXIMO SIMPSON - Mohamed, Isaac -

Publicado en

MÁXIMO SIMPSON (Bs.As.)

 
 

 

 

 

isarriugarte clip image006[1]

 

 

 

 (*)

 

MOHAMED, ISAAC

  

…vuestro holocausto, nuestra catástrofe…

                                                                Emile Habibi   

    

“¡Yo soy la víctima!”  ¡”No, yo soy

la única víctima!” “Ellos no replicaron:

"Una víctima no mata a otra”

                                                      Mahmoud Darwish

 

 

Mohamed, Isaac, yo soy quien los convoca,

soy también el perdido entre nieblas de la tierra,

soy el gaucho judío, y soy el musulmán,

el afrentado,

el que viene de orillas colmadas de paciencia,

desde antiguas y nuevas sepulturas,

desde Egipto y la Meca,

desde Jerusalén, desde Cracovia.

Vengo desde Sefard,

 vengo desde la Rábida y la Alhambra,

vengo desde Treblinka,

vengo de Moisés Ville,

vengo desde aquel niño que aún espera

en un portal de Flores Sud,

temblando,

aquí cerquita de la pampa.

 

Soy ninguno y soy todos,

y yo les pido ahora

que vengan a mi mesa a conversar,

y les digo que Abraham,

como un hermoso tío nos aguarda.

Vengan a conversar con él, conmigo,

con la lumbre y la muerte para aclarar las cosas.

Y hablemos en familia, sin tapujos:

ya hace mucho que un joven poeta palestino,

judío de Belén,

en la flor de su edad nos dijo a todos,

 

“Amaos los unos a los otros”,

 

y aún otro poeta de este tiempo

clamó tal vez en el desierto,

“Cúrame de la herida que te hice”. (*)

 

Mohamed, Isaac,

acabo de poner un mantel blanco

bordado con desdichas,

con hebras de este mundo,

y vengo desde el alma del creyente,

también desde el  insomnio del incrédulo,

desde el sótano y la flor tomados por asalto,

y les ofrezco ahora este mate cordial,

esa tisana para curar, si eso es posible,

el incurable mal

del hábitat de todos que es ajeno,                

                  y rescatar el tú de cada yo,

                  el yo de cada tú,

                  oh Mohamed, Isaac,

                  cuñados, primos míos,

                  muertes mías,

                  cadáveres amados,

                  nietos míos que sueñan con Alá,

                  que escuchan a Yaveh o al arco iris:

                  siéntense aquí, la mesa está tendida,                  

                  y por el este asoma tal vez una guitarra,

                  asoman unas manos de esplendor,

                  un doloroso canto de alegría,

                  y el mate está servido, coterráneos,

                  parientes de este breve montoncito de polvo

                  que anhela, que pregunta,

                 

                  oh paisanos del agua,

                  vecinos de la dicha inalcanzable,                 

                  del paisaje sediento de justicia.

                                                           Máximo Simpson

 

(*) La Guerra, óleo de José Gutiérrez Solana , 1920

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

JOSEFA ABELLÁ - a mi hija Julieta

Publicado en

    JOSEFA ABELLÁ (Bs.As.)

 

OCAEJ3VTJCA960P0FCA3I4WTPCAC3LQZRCAU0GBSUCAP3TUB4CA1F84Z8CA                                        

 (*)

 

 a mi hija Julieta

             

color oscura noche mojé mis ojos

                                          una y otra vez, en cada

  objeto. Me demoré en sus ángulos

todo cuanto pude por el espigón. 

hundí en las manos líquidas

                                              rientes trayectos: el

  río era una esponja absorbiendo

mi gozo.

de a uno rebotaron, breves borboteantes

  pequeños ruidos de perezosas olas  en la luna

nueva.

a tirones se soltaron y despacio

golpes huecos

adentro y afuera

                           batiendo

carbones de luces muy blancas

contra los párpados dormidos del agua.

asomé por la ribera hasta la orilla

a impregnar de asombro de júbilo de solaz y

  sosiego la blandura del aire

guardé tanta ternura – pensé –

                      con intención de arrebujar tus pasos

 

dejé la noche quieta, en elocuente silencio, la

  puse a que madure

algunas horas

 

y me fui con paso alegre

                                sabiendo que al rato llegarías

                                                     allí... allí mismo.

 

a descubrir la mañana, a alzar lo que de bello yo

  te dejara

y hasta pude ver tu sonrisa atravesando imposible

  distancia

                                  abrazando distancia

 

 

de Cuarto menguante (2004) publicado en  "PROHIBIDO CRUZAR EL BORDE DE LOS SUEÑOS" Antología poética, editado por La luna que, (Bs.As.,2009) 

 (*) W.Turner, Sun Setting over

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0