Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

MARIANO SHIFMAN - Historia Natural

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

HISTORIA NATURAL

 

            ("Material de interiores")

 

Lejos de la colmena,

surcando los aires de mayo

una abeja acopia néctar

acaso por última vez.

 

Y aun así ¿sería cierto su final?

Yo, fijo en lo que cambia, pienso en mí

y solo concibo el furor del tiempo;

ella, fluye en el dorado instante

junto al dulce ritual del polen.

 

Parece eterno ese sueño otoñal:

sabe ignorar lo que daña

y apenas busca, levedad de levedades,

su exacta porción de miel.

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

ALICIA PIERRIG - ESPERABA -

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

ESPERABA 

 

Solía sentarse a pensar 

ella

toda gris

toda harina

estaba segura que él había nacido

que regaba alguna calle

con sombras de araucarias

con olor a pisos de madera

con aldabas de bronce en la garganta

 

llegaría una siesta de laureles con sueño

un mediodía de diciembre

cuando en los alfalfares trenzan su brisa

un contraluz de mariposas blancas

y tendría las manos como vasijas de barro

y el pecho ancho

ancho y solo

como la pampa 

estaba segura que él había nacido.

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

CESAR MORO -(Lima, 1903-1956) Oh Furor el alba.....

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

OH FUROR EL ALBA SE DESPRENDE DE TUS LABIOS

                                          (De "La tortuga ecuestre" 1938-1939)

Vuelves en la nube y en el aliento
Sobre la ciudad dormida
Golpeas a mi ventana sobre el mar
A mi ventana sobre el sol y la luna
A mi ventana de nubes
A mi ventana de senos sobre frutos ácidos
Ventana de espuma y oleaje
Sobre altas mareas vuelven los peñascos en delirio y la alucina-
           ción precisa de tu frente
Sobre altas mareas tu frente y más lejos tu frente y la luna es tu
           frente y un barco sobre el mar y las adorables tortugas
           como soles poblando el mar y las algas nómadas y las que
           fijas soportan el oleaje y el galope de nubes persecutorias
           el ruido de las conchas las lágrimas eternas de los coco-
           drilos el paso de las ballenas la creciente del Nilo el polvo
           faraónico la acumulación de datos para calcular la velo-
           cidad del crecimiento de las uñas en los tigres jóvenes la
           preñez de la hembra del tigre el retozo del albor de los
           aligatores el veneno en copa de plata las primeras huellas
           humanas sobre el mundo tu rostro tu rostro tu rostro

Vuelven como el caparazón divino de la tortuga difunta envuelto
           en luz de nieve
El humo vuelve y se acumula para crear representaciones tangi
           bles de tu presencia sin retorno
El pelo azota el pelo vuelve no se mueve el pelo golpea sobre un
           tambor finísimo de algas sobre un tambor de ráfaga de
           viento
Bajo el cielo inerme venciendo su distancia golpeas sin sonido
La fatalidad crece y escupe fuego y lava y sombra y humo de
           panoplias y espadas para impedir tu paso
Cierro los ojos y tu imagen y semejanza son el mundo
La noche se acuesta al lado mío y empieza el dialogo al que asistes
           Como una lámpara votiva sin un murmullo parpadeando
           y abrazándome con una luz tristísima de olvido y de casa
           vacía bajo la tempestad nocturna
El día se levanta en vano

Yo pertenezco a la sombra y envuelto en sombra yazgo sobre un
           lecho de lumbre.

 


Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

A René Favaloro - (Mis poemas)

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

 

favaloro01[1]

 

A RENÉ FAVALORO

                ("Caminos", Botella al Mar)

 

 

 

Un hueso cae en el espacio ciego

pero nadie lo escucha.

 

Un hueso cae en el mármol frío

pero nadie lo escucha.

 

Del dolor, del tierno corazón,

                            de la triste sangre abierta

parte un ala, una voz,

                            hacia el estanque muerto.

 

Cuánto, este silencio, el pensamiento mudo.

Cuánto, antes, como espuma o viento.

 

Qué pena que el oscuro mundo haya vencido,

no el aliento.

 

Qué pena que  duermas ,

ahora,

como una paloma muerta.

 

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

GRACIELA BUCCI - A cierta hora -

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

A CIERTA HORA

"Estar arrojada de nuevo al pozo de la noche donde las cosas dejan de ser signos" (Pequeña Música Nocturna, Liliana Díaz Mindurry)

 

a cierta hora
hay baches para ver
nada para decir

una mano hecha puño
el ala desgarrada de algún ángel un pájaro deshecho algunos rezos
el dedo penitente en la piel firme
un vidrio en la caricia
un beso de serpiente en la memoria

a cierta hora
casi no existe la lucha de la carne
y es fiesta para el trépano
que explota su veneno
gozoso
solitario

a cierta hora
son tan pocos los signos de la voluntad
y tan seguros
el llanto y el vacío.

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

VICENTE HUIDOBRO- PASION PASION MUERTE

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

PASION  PASION  MUERTE

 

Señor, hoy es el aniversario de tu muerte.

Hace  mil novecientos veintiséis años tú estabas en una cruz

Sobre una colina llena de gente.

En el cielo y la tierra tus ojos eran toda la luz.

Gota a gota sangraste sobre la historia.

Desde entonces un arroyo rojo atraviesa los siglos regando nuestra memoria.

 

Las horas se pasaron ante el umbral extrahumano.

El tiempo quedó clavado con tus pies y tus manos.

 

Aquellos martillazos resuenan todavía,

Como si alguien llamara a las puertas de la vida.

 

Señor, perdóname si te hablo en un lenguaje profano,

Mas no podría hablarte de otro modo pues soy esencialmente pagano.

 

Por si acaso eres Dios, vengo a pedirte una cosa

En olas rimadas con fatigas de prosa.

 

Hay en el mundo una mujer, acaso la más triste, sin duda la más bella,

Protégela, Señor, sin vacilar; es ella.

 

Y si eres realmente Dios y puedes más que mi amor,

Ayúdame a cuidarla de todos los peligros, Señor.

 

Señor, te estoy mirando con los brazos abiertos.

Quisieras estrechar todos los hombres y todo el universo.

 

Señor, cuando doblaste tu cabeza sobre la eternidad

Las gentes no sabían si era de tus ojos que brotaba la oscuridad.

 

Las estrellas se fueron una a una en silencio

Y la luna no hallaba cómo esconderse detrás de los cerros

 

Se rasgaron las cortinas del cielo

Cuando pasaba tu alma al vuelo

 

Y yo sé lo que se vio detrás; no fue una estrella,

Señor, fue la cara más bella,

La misma que verías al momento

Si rompieras la carne de mi pecho.

 

Como tú, Señor,  tengo los brazos abiertos aguardándola a ella.

Así lo he prometido y me fatigan tantos siglos de espera.

 

Se me caen los brazos como aspas rotas sobre la tierra.

¿No podrías, señor, adelantar la fecha?

 

Señor, en la noche de tu cielo ha  pasado un aerolito

Llevándose un voto suyo y su mirada al fondo del infinito.

Hasta el fin de los siglos seguirá rodando nuestro anhelo allí escrito.

 

Señor, ahora de verdad estoy enfermo

Una angustia insufrible me está mascando el pecho.

 

 

 

 

Y ese aerolito me señala el camino.

Amarró nuestras vidas en un solo destino.

Nos ha enlazado el alma mejor que todo anillo.

 

Señor, ella es débil y tenue como un ramo de sollozos.

Mirarla es un vértigo de estrellas en el fondo de un pozo.

 

Los ruiseñores del delirio cantaban en sus besos,

Se llenaba de fiebre el tubo de los huesos.

 

Alguien plantó en su alma viles hierbas de duda y ya no cree en mí.

Pruébame que eres Dios y en tres días de plazo llévame de aquí.

 

Quiero evadirme de mí mismo.

Mi espíritu está ciego y rueda entre planetas llenos de cataclismos.

 

Mi vida también sangra sobre la nieve,

Como un lobo herido que hace temblar la noche cada vez que se mueve.

 

Estoy crucificado sobre todas las cimas.

Me clava el corazón una corona de espinas.

Las lanzas de sus ojos me hieren el costado

Y un reguero de sangre sobre el silencio te dirá que he pasado.

 

Hace unos cuantos meses, Señor, abandoné mi viejo París,

Un extraño destino me traía a sufrir en mi país.

 

Señor, piensa en los pobres inmigrantes que vienen hacia América de oro

Y encuentran un sepulcro en vez de cajas de tesoros.

 

Ellos impregnan las olas del ritmo de sus cantares.

La tempestad de sus almas es más horrenda que la de todos los mares.

 

Míralos cómo lloran por los seres que no verán más;

Les gritan en la noche todas las cosas que dejaron atrás.

 

Señor, piensa las espirales de los naufragios anónimos.

En los sueños truncados que estallan en pedazos de bólido.

 

 

Piensa en los ciegos que tienen los párpados llenos de música y lloran

                                                                        /por los ojos de su violín.

Ellos frotan sus arcos sobre la vida en una amargura sin fin.

 

Señor, te he visto sangrando e los vitraux de Castres,

Como mil mariposas que hacia los sueños parten.

 

Señor, en Venecia he visto tu rostro bizantino

Un día en que el aire se rompía de besos y de vino.

 

Las góndolas pasaban cantando como nidos

Entre las ramas de olas, siguiendo nuestras risas hacia el Lido.

 

Y tú quedabas solo en San Marcos, aspirando las selvas de oraciones

Que crecen a tus plantas en todas las estaciones.

 

Señor, te he visto en un icono obra de un monje servio que a pintar

                                                                                       / tus espinas

Sentía toda el alma llena de golondrinas.

En la historia del mundo ¿qué significas tú?

Hace un año y medio discutí este tema en un café de Moscú.

 

Un sabio ruso no te daba mayor importancia.

Yo decía haber creído en ti en mi infancia.

 

Todos te negaron y ningún gallo cantó.

Acaso Pedro oyéndonos lloró.

 

Y al fondo de una vieja Biblia tu sermón de la montaña

Seguía resonando de una manera extraña.

 

Señor, yo también tengo mi vida dolorosa, mis caídas y mi pasión;

Saltando meridianos como un tigre herido sangra y aúlla mi corazón.

 

Reina el amor en todas sus espléndidas catástrofes internas,

Mil rubíes al fondo del cerebro atruenan

Y las plantas del deseo bordan el aire de estas noches eternas.

 

Poeta, poeta esclavo de aventuras y de algún sortilegio,

Soporto como tú la vida, el mayor sacrilegio.

 

Señor, lo único que vale en la vida es la pasión.

Vivimos para uno que otro momento de exaltación.

 

Un precipicio de suspiros se abre a mis pies; me detengo y vacilo.

Luego como un sonámbulo atravieso el mundo en equilibrio.

 

Señor, qué te importa lo que digan los hombres. Al fondo de la historia

Eres un crepúsculo clavado en un madero de dolor  y de gloria.

 

Y el arroyo de sangre que brotó en tu costado

Todavía, Señor, no se ha estancado.

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

ANTONIO REQUENI - Palabras para el Angel de Cecilia

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

PALABRAS PARA EL ANGEL DE CECILIA

                                                                    (Inventario)

Angel, tú que la guardas, yo te pido

que no la dejes un instante sola.

La vida, bien lo sabes, es a veces

un subterfugio, una expiación, un hábito.

Pero ella es inocente,

su edad se mece todavía

entre las flores del almendro

y los compases mágicos de Mozart.

 

Yo sé que no soy digno,

que no merezco la infinita gracia

de hablar contigo, Angel,

ni siquiera en la lengua rumorosa del verso.

Pero lo hago por ella que es ahora

lo más cierto de mí, lo único noble

que acaso un día me redima y salve.

Angel: hazla sensible y dulce,

haz que sus actos no traicionen su alma

y gobierne su amor el equilibrio

que sostiene en la noche a las estrellas.

Da sentido a su vida, dale fuerzas

para volcarla en los demás. Ayúdala

a descifrar el mundo con las armas

de la ternura y el conocimiento.

 

Angel, tú que la guardas, yo te pido

lo que no tengo y desearía

poder legarle: un resto de pureza

y de confianza en el milagro.

Pero ella es inocente,

porque ella es tan pequeña que no tiene

sino su propia desnudez, su frágil

modo de estar apenas en la vida.

Yo te ruego,

no la abandones, Angel.

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

IRENE MARKS - TROVADORES -

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

 

TROVADORES I 

 

"Yo canto un amor de lejos (" Je chante d'un amour de longh") Geoffroy Rudel, Siglo XII (La vida literaria en la Edad Media, Gustave Cohen, 1958, F.C.E., México, Pag, 61)

 

 

 Llama la eternidad, veo tu rostro en sueños, es cada vez más nítido,

Y cambias de paisaje, viajas por  lugares que a veces reconozco

 y sin embargo, yo nunca he estado allí con este cuerpo.

Tu voz es la de los trovadores perdidos

y es por eso que cuando hablas y no sueño  apenas escucho murmullos vacilantes.

No comprendo quién te envía a mi alma como un pájaro negro,

 oh fantasma vestido con los colores  del  alba,

Como el cuervo picoteas en la magia de mi corazón desconocido,

te siento caminar por los hilos que sin cesar se tienden,

esas hebras de luna donde a veces habito y me deshago.

Hacia  tus soles escondidos arrojo

la escala de mis vientos en la noche

 donde   la niebla azul se  desgarra se aparta  y desvanece

Y tu rostro, tu grave voz son cada vez más nítidos,

murmurando despacio sílabas encantadas

que aún no puedo pronunciar de mañana

que aún se borran

Mas sé que ella  te espera del otro lado del lago ,

que me amarás desde el fondo del huracán

y dirás las palabras del infinito amor ,

y cuando partas no llorarán mis ojos

 ni buscarán mis venas los cuchillos.

 

Solamente dibujaré el arcano que tus huesos envían a mis huesos.

El polvo de las eras se incendiará

 bajo la  víspera de auroras insaciables.

Y más allá de todos los caminos,

un clamor de hojas secas,

las pisadas suavísimas de la hechicera

y el largo cruel dulcísimo conjuro

tenderán su red blanca.

Allí me esperarás

cuando floten en el  viento las últimas cenizas.

 

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

MARIA DEL MAR ESTRELLA. Oración a Galicia-

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

 

ORACION A GALICIA

 

                     A mi abuela materna,Mercedes Sanpedro

 

 

 

"Padre nuestro que estás en los cielos

antes que me muera llevadme a Galicia.

Quiero oler de nuevo mis vientos frutales

bailar cien muñeiras, lavar en mis rías.

Ir a Pontevedra con un ramo verdem

cruzar Compostela sangrando rodillas,

por ver al Apostol de la infancia mía.

 

Ah, qué largo tiempo

faltas, riancheira,

antes que me muera

llevadme a Galicia.

Quiero ver Galicia....cómo quiero verla!

 

 

Ay, campos de Noya donde tuve padres,

sardinillas dulces, ay mar de pinares,

y mis pies descalzos, y mi risa al aire....

llevadme a mi Noya, llevadme. Llevadme!

Alla en la Coruña me espera mi sangre.

 

 

Quiero ver Galicia donde fui muchacha,

aquella Galizia de donde marchara

del brazo del hombre

que me desposara.

De León él vino oliendo a montaña

me tomó del talle,  besó mis pestañas

y me dijo: vamos,que la vida es larga.

Al cruzar los mares enjugó mis lágrimas:

"No llores, me dijo, allende los mares

haremos los hijos, la luxcha, la casa...

Y hasta aquí vinimos, aquí nos plantamos

y a fuerza de sueños, de sudor, de ganas,

aquí,en el cemento, tan lejos de España!,

plantamos un gajo de criolla estampa...

 

Eso fue hace mucho, hace tanto tiempo...

ya no queda nada..

Hoy vinoi la noche,me ató los recuerdos

en un pañuelito pequeño....pequeño....

Una voz me dijo: es hora, marchemos...

Y me fui sin pena, y me fui sin miedo

despacio, despacio, como un blanco sueño.

 

Antes de dormirme  el último beso

de mi nieta hizo su nido en mi pelo:

 

Llevame a Galicia - le rogué en silencio,

quiero ver Galicia con tus ojos nuevos"...

 

 

Se murió en mis brazos sin cumplir su sueño

tantos sueños mueren, sin raíces, lejos...

Pero yo no olvido. Yo,su nieta, creo!

Y sé que algun dia, de mi brazo espero

entrará a Galicia y a Noya de nuevo

como una muchacha o como un almendro!

Bailará muñeiras!. Lavará su pelo

en las claras rías y en ese su cielo

cielo de Galicia, cantará su rezo:

 

Padre nuestro que estas en los cielos,

he vuelto a Galicia!.En  Galicia duermo!

 

 

                                  MARIA DEL MAR ESTRELLA

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Aldo Pellegrini- NOCHE IMPERFECTA

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

NOCHE IMPERFECTA

 

                              (El Muro Secreto, 1949)

 

 

El canto

nace de la sangre del corazón nocturno

los pájaros se pasean

entre gatos fosforecentes

en esta noche imperfecta las calles hormiguean

de multitud de buhoneros que venden

porvenires brillantes

las ratas

roen perversamente a la pálida madre de los pájaros

hay incendios circulares y un cuerpo inmóvil

que aprisiona inumerables explosiones de fuga

todos se apartan cuando la existencia palpitante

avanza por el centro de la calle

el espantoso pulular de las ratas

apaga la extraña fosforencia de la noche

pájaros

                                cristal nocturno

                                                             cuerpo inmóvil

el incendio apagado se reclina.

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

1 2 3 > >>