Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Elena S. EYHEREMENDY -El Fruto prohibido -

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

EL Fruto Prohibido

 

 

          (de "Diálogo del Funámbulo", Ediciones Mono Armado)

 

El hombre modelado Fue feliz

en el Paraíso

hasta el día en que Supo que los nombres

del bien y del mal Pendían

de un curioso Manzano trastocador de esencias

 

¿De qué remoto quásar Provendría

su Fruto pervertidor?

Esa misma noche Adán

dio en Lavar sus pies en un Río distinto

y los perfumes Destemplaron sus Rosas

 

       Así nomás Entró el tiempo en los Jardines

      junto  con los angstromios de la longitud

      Vendrían luego las mediciones del agrimensor

      y el estrépito hoy Cubre el Violín de don Sixto

      y la Voz de los Chelos de Mahler

 

                                                      

                                              A Antonio Requeni

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

HORACIO CASTILLO -Para ser recitado en la Barca de Caronte

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

 

imagesCAIW136B

  Para Ser Recitado En La Barca De Caronte

 

El paisaje es más hermoso de lo que habíamos imaginado:
Estas murallas que caen a pico sobre nosotros,
Aquel sol negro descendiendo sobre la laguna,
Allá, a estribor, un arco iris que refracta la niebla.
Pero esta moneda de hierro entre los dientes,
Este óbolo que debemos morder hasta el término del viaje,

Cierra la boca que desea cantar.
Cantar para estas almas tristes sentadas en el banco,
Mientras el cómitre marca con el látigo el compás,
Mientras ordena remar sin interrupción,
Cada vez más fuerte, cada vez más rápido, más lejos de la luz.
 

 

HORACIO CASTILLO (1934-2010, nació en Ensenada, pero realizó toda su actividad poética y literaria en La Plata.)

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Zoraida GONZÁLEZ ARRILI - Escombros secos -

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

 ESCOMBROS SECOS

 

 

Escombros tercos, que pelean

entre ladrillos y huesos.

El viento los desgasta contra la enloquecida

fuerza del quedar.

Ya la sangre seca empuja hacia delante,

hacia ningún sitio,

hacia un vacío de ausencias,

hacia lo obligado, lo no dado.

Sin tierra, ni cobijo

donde posar los miserables restos.

 

Algún día… algún día..,

 crujirá la negra reja,

 cruzará el damero embaldosado

se abrirá la puerta de madera.

Se quitará el tableado delantal blanco.

Sobre la oval mesa de roble,

el mantel, los platos, los cubiertos

las sillas donde cada uno

ocupará su estable lugar.

La envolverá un olor a comida gustosa,

dará besos y dirá

-Hola mamá, no me llamaron y sabía todo- 

Y se volverá silencio un:

A lavarse las manos.

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

MARCELO VALENTI - Jamás pronuncio el nombre del mal

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

MARCELO VALENTI, Rosario, 1966

 

de JARDIN ESPEJO, 2010,

 

Jamás pronuncio

el nombre del mal,

que en su forma

fetichizada, con tanto desparpajo muchos

exhiben

como inocuo emblema,

ignorantes o indiferentes

del peligro que su

sola mención entraña. No.

Jamás, nunca jamás esa palabra que

tan pronto,

letal, me envenenaria

 

 

 

 

de ESPEJO JARDIN, 2010

 

Escribo sin pausa

renglón tras renglón,

el nombre de la forma

fetichizada del mal.

Y como un

mantra lo repito

en susurros,

como si,

en la reiteración, en

permanecer

expuesto a sus emblemas, anulara

sus efectos, desanudara

el miedo. trucos, para que

esa palabra nunca me lastime

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

BRENDA MEZZINI - Las nieblas se ajustan a mi cuerpo

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

LAS NIEBLAS SE AJUSTAN A MI CUERPO

 

Las nieblas se ajustan a mi
cuerpo, difuminando toda su
soledad, el aislamiento de su
avanzar constante. Yo vi la
escisión, la hendidura, la grieta
del silencio desdoblarse tras mi
paso. Los ecos de la noche
persiguen mis palabras que
sollozan; la noche, prisión trans-
parente de un amor perfecto, inal-
canzable. Observo los sucesos
desde afuera, los minutos
se estiran, se extienden brazos
y piernas como una canción
cuyo estribillo se repite inagotable.
Ojos a través del murmullo de la
lluvia, la mirada interrogadora de
un niño en la infancia sosegada,
llena de sol abrumador. Lugar
punzante donde todo se ve,
donde se trasluce el
sentido detrás de los ruidos. Los
años fueron una excusa para
no salir del laberinto, las horas
recogieron el más breve instante
en un destello. Le tiramos un
señuelo al animal del miedo.
No sé si fui exactamente yo
quien atravesó por ciertas
cosas como si las tocara, como
si las percibiera sangrar. La
dicha es feroz y cuando viene
de golpe es como si el corazón ardiera.
Vi una luz a lo lejos
abrirse paso en la quietud. Una
voz solapada que me llama expectante,
reverberando como un súbito temblor.
Y el azul del cielo que hiere los ojos
como la primera vez en todas
las cosas.

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

VICENTE ALEIXANDRE - MANO ENTREGADA -

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

     

 

 

images[1]

 

 

 

VICENTE ALEIXANDRE (Sevilla, 1898-Madrid,1984)

 

 MANO ENTREGADA

 

                     (De "Historia del corazon",1954)

 

Pero otro día toco tu mano. Mano tibia.
Tu delicada mano silente. A veces cierro
mis ojos y toco leve tu mano, leve toque
que comprueba su forma, que tienta
su estructura, sintiendo bajo la piel alada el duro hueso
insobornable, el triste hueso adonde no llega nunca
el amor. Oh carne dulce, que sí se empapa del amor hermoso.

Es por la piel secreta, secretamente abierta, invisiblemente entreabierta,
por donde el calor tibio propaga su voz, su afán dulce;
por donde mi voz penetra hasta tus venas tibias,
para rodar por ellas en tu escondida sangre,
como otra sangre que sonara oscura, que dulcemente oscura te besara
por dentro, recorriendo despacio como sonido puro
ese cuerpo, que ahora resuena mío, mío poblado de mis voces profundas,
oh resonado cuerpo de mi amor, oh poseído cuerpo, oh cuerpo sólo sonido de mi voz poseyéndole.

Por eso, cuando acaricio tu mano, sé que sólo el hueso rehúsa
mi amor —el nunca incandescente hueso del hombre—.
Y que una zona triste de tu ser se rehúsa,
mientras tu carne entera llega un instante lúcido
en que total flamea, por virtud de ese lento contacto de tu mano,
de tu porosa mano suavísima que gime,
tu delicada mano silente, por donde entro
despacio, despacísimo, secretamente en tu vida,
hasta tus venas hondas totales donde bogo,
donde te pueblo y canto completo entre tu carne.

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Alberto Luis PONZO - Sacar las manos -

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

 

Alberto Luis Ponzo, Buenos Aires, 1916

 

 

SACAR LAS MANOS

   

 

                                   (de"Al costado del tiempo" Araucaria editora,2010)

 

 

 

Hacia las letras de otros días

 saco las manos

de su quietud

 

Las llevo sin saber

qué las mueven

desde su distanciado lugar

al acercarme a una mesa

                             vacía

 

se mueven y escriben

sin haber llamado

a ninguna palabra

que existiera en mí

 

se ocupan de elaborar signos

que no había pensado

o estaban ocultos

  -abigarrados-

antes de ser dichos

 

Por eso he esperado

lo que escribo

al sacar las manos

de su silencio

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Cecilia GLANZMANN - A Antonio MACHADO

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

 


imagesCAXMP4XF

 

 

A ANTONIO MACHADO

 

 

                ( De  "Territorios del ser y del instante" Bs.As.Vinciguerra, 1990 Faja de Honor de la A.D.E.A y en "Ritual de las cigarras"Colección Summa poética, Vinciguerra, 2005))






Ah, Machado,

el recordado Antonio Machado castellano,

tuviste tus encinas y tus chopos

tu frescor del Duero

y las colinas de embrujo castellano

como yo

mis estrellas mesetarias.



Ni castellano tú

ni patagónica yo

y tan hijo de Castilla has sido y eres

como yo lo soy de mi sur costero americano.



Pero, ¿sabes?

el viejo río conoce de secretos

y me ha dicho

que es un espejo de lunas el arraigo.

Tus chopos y encinares

se me han vuelto mis mesetas cotidianas,

tus colinas... mis bardas

tu Duero... mi Chubut amado

y el Tercero* de mi Córdoba añorada,

y el aroma puro de las soledades castellanas

este mismo de mi pampa y mi meseta.

Es un espejo de lunas el arraigo.







* río Tercero, hoy “Talamochita”, que cruza la ciudad de Bell Ville (Córdoba)

 

 

 

 

CECILIA GLANZMANN(Cecilia Mercedes Gonzalez Porta, nació en Bell Ville, Córdoba, Argentina y reside en Trelew, Chubut, Argentina)

 





 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

ELIDA MANSELLI - ESTALLA -

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

ESTALLA

(de "Manantiales que reinan", 2005)

Golpea Dios
para saciar, rodear
fundir los brotes de luz
y enceguecerme,
descubro la profunda carne que puebla mis días,
cuando el presente es un don,
gloria brillante,
campanillas en las voces del aire,
que estalla, estalla rama fértil del invierno
en esta caducidad de todo.
Bebo cuando me alumbras
deslumbramiento secreto
como al ángel imposible que bebe su reino,
de espacios que se secan, que florecen
aún caídos, dolientes y no se doblegan.
Hemos rodado con las cabalgaduras
cuando se estrellaba un siglo en las últimas aguas.

¿ Quién llegará a relevarnos
desde el fondo de una quimera
que un ramo de Dioses desentierra?

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

WESTPHALEN, Emilio -"La mañana alza el río"

Publicado en por El blog de AMALIA M. ABARIA

 

images[7]

 

 

  

WESTPHALEN, Emilio (Lima 1911-2001,Premio Nacional de Literatura, 1977)

 

 

La mañana alza el río

La mañana alza el río la cabellera
después la niebla la noche
el cielo los ojos
me miran los ojos del cielo
despertar sin vértebras sin estructura
la piel está en su eternidad
se suaviza hasta perderse en la memoria
existía no existía
por el camino de los ojos por el camino del cielo
qué tierno el estío llora en su boca
llueve gozo beatitud
el mar acerca su amor
teme la rosa el pie la piel
el mar aleja su amor
el mar
cuántas barcas
las olas dicen amor
la niebla otra vez otra barca
los remos el amor no se mueve
sabe cerrar los ojos dormir el aire no los ojos
la ola alcanza los ojos
duermen junto al río la cabellera
sin peligro de naufragio en los ojos
calma tardanza el cielo
o los ojos
fuego fuego fuego fuego
en el cielo cielo fuego cielo
cómo rueda el silencio
por sobre el cielo el fuego el amor el silencio
qué suplicio baña la frente el silencio
detrás de la ausencia mirabas sin fuego
es ausencia noche
pero los ojos el fuego
caricia estás los ojos la boca
el fuego nace en los ojos
el amor nace en los ojos el cielo el fuego
el fuego el amor el silencio

 

 

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

1 2 3 > >>