Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

629 posts con poesia

Alejandro BECKES - Al Cristo de Velázquez -

Publicado en

ALEJANDRO BEKES (Sta. Fe., Argentina)

 

 

  

cristo velazquez[2]

 

 

(*)

 

AL CRISTO DE VELÁZQUEZ

 

¿ Qué nos callas, Jesús, desde esta muerte

tuya, desde esta verde, verde sombra

que ennegrece detrás de tu blancura

agonizante?

 

                 Íntima en tus ojos

cerrados, ella guarda su secreto,

que es el tuyo también. Tuya es la sombra,

desnudo te alzas para recibirla

como un hombre a su amante y castamente

cierras los ojos para no mirarla:

¡pudor supremo de no ver la muerte!

 

Y callado y tan lleno de nosotros,

tan lleno del espanto de ser hombre,

nos cierras esos párpados amigos

y nos niegas quizá con tanta noche

una mirada que nos cegaría.

 

( De "El hombre ausente" Ediciones del Copista,

Córdoba, 2004)

 

(*) "Cristo crucificado"- Diego Velázquez (1630-1635)

Museo Nac. del Prado, Madrid.

 

 

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Alberto GIRRI - AMISTAD CON CRISTO -

Publicado en


ALBERTO GIRRI (Bs.As. 1919-1991)





 


(*)


 


Su diálogo,


y su hosco titubear


entre el acicate de oírlo


y el valor de devorarlo;


interlocutor sin boca,


presentación del reino.


 


Su oficio,


el manejo de la eternidad


llevando nuestro instante


-nacimiento y destrucción,


fama y deshonras-,


a tomar existencia.


 


Su ciencia,


y conservado en ella


el dolor que nos alcanza,


el que deja de alcanzarnos,


desgarro que es nuestro dolor.


 


Hasta acá el buen deseo,


la llave para entrar


 y ser amigos, no siervos;


pero irritada, sin conmoverse,


la sucia inteligencia protesta,


enrostra el contacto,


y prefiríamos ser abatidos,


hechos polvo sin misericordia.


 


Apúrate a ayudarnos.


 


 (De "La penitencia y el mérito",1957, publicado en


"Alberto Girri, Obra Poética I", Corregidor, Bs.As. 1977)


(*) "Lavatorio de pies" GIOTTO, Capella Scrovegni, Padova-

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Beatriz MINICHILLO - Requiem para una niña perdida -

Publicado en

Beatriz MINICHILO (Bs.As.)

 

Requiem para una niña perdida

Paul Klee

 (*)

Cuándo te volveré a encontrar

niña del crepúsculo,

de azaleas y jazmines

perdida en un rincón del tiempo.

Qué sola estás,

qué ausente de tu propia imagen

rolando en un barco

sin vela ni timonel

con tu mudo pedido de socorro

mientras languideces

como una figura opaca

en un escenario de cartón.

Dónde estarán ahora tus manos

esas que se escapaban

como pájaros inquietos.

Dónde se fue tu hora

que barría el aire de la siesta.

Dónde tu mirada,

luz en la sombra.

Con vos se fue el espejo,

el reflejo, el instante

y no quedó nada

sólo esta ansiedad

teñida de vacío

que me deja aún

más desnuda

con un interrogante

sin respuesta

arropado en mis brazos.

 

 (De "Sobre un papel ausente", Editorial La luna Que,

Bs.As., 2012)

 (*) CREPUSCULO- Paul KLEE-

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Gustavo Tisocco - Amo a un hombre pez -

Publicado en

Gustavo TISOCCO (Corrientes, vive en Bs.As.)

 

hansen

(*)

 

Amo a un hombre pez,

un hombre marino,

acuático como las algas, como la sal.

 

Habita en las profundidades oscuras de todos los naufragios,

a veces llora

terriblemente solo allá abajo,

en otras baila en salones transparentes, torrentosos.

 

Yo amo a ese hombre pez

de cuerpo brillante/filoso,

de un mirar constante/horizontal.

Un hombre que me cuenta eternas leyendas,

que me canta con su voz de espuma

y me abraza como puede.

 

Yo amo a un hombre pez

y soy hombre terrestre.

 

Me condena la asfixia.

Lo condena mi aire, mi mundo de pájaros,

mi universo de redes, de anzuelos.

 

Me mira desde la superficie apenas sumergido,

lo miro desde mi oxígeno

al límite extremo del ahogo

y nos besamos apenas un instante,

ínfima eternidad habitando en la apnea.

 

(*)Blue Sea and Red Clouds- Emil HANSEN 

 

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

Graciela MATURO - Canto a la victoria de los justos -

Publicado en

GRACIELA MATURO (Bs.As.)

 

Canto a la victoria de los justos.

porque Yahvé sostiene a los humildes

y hasta la tierra abate a los impíos.

Salmos 147, 6

 

Habíanse aliado los poderosos de la Tierra

y avanzaban en medio del aquilón,

con rostro descompuesto y estrépito de armas.

Ella resplandecía en soledad,

con sus hijos dolientes y dispersos;

pero un viento tenaz removía los muros

golpeando al dormido en la mejilla

hinchando el pecho del afligido

doblegando los ramos, las maderas.

 

El fuego nuevamente los convocó en la casa

donde vivía el canto y la memoria;

el pan y el vino estaban

allí, sobre la mesa

y la sombra del Padre velaba en el Hogar.

Y vieron que el Hogar era una Torre, un Templo.

Alzaron las murallas

y con cal repararon sus roturas

para cuidar el fuego de la casa

-el aliento de Dios vivía en ella-.

Y la ciudad, el monte, la llanura,

revivían nublados por bandadas de pájaros

en el rocío puro de la mañana.

 

Ella se irguió vestida de cólera

con el hábito bello y terrible de las madres.

Tanto brilló su rostro que los reyes huyeron;

se dieron a la fuga los poderosos

porque como una espada resplandece el Amor

porque resuena como el rayo el estallido de la Justicia.

 

Sobre el mar, sobre el monte, sobre el llano

en la casa reconstruida

con sal y lágrimas

vendrá a reinar un Rey más poderoso;

el que da de comer al despojado,

el que consuela al moribundo,

el Príncipe de Paz.

Grande es su señorío

y su Reino no tendrá fin.

 

(Escrito en 1982, cuando el Reino Unido enviaba sus tropas a la Argentina)

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

BEATRIZ ARIAS - Poemas de "AJEDREZ"

Publicado en

BEATRIZ ARIAS (Bs.As.)

 

 

 

 MUNCH

(*)

 

8

He visto los árboles desmayados de otoños

en la apretada soledad de la calle

y lejos, los puertos envejecidos,

mordidos por el inmenso cuento del mar.

He visto mujeres que giraban entre flores,

niños abiertos en sus patios con lunas

y una lluvia eterna en los ojos de octubre

que se destejía en mis manos dormidas.

 

 

9

He vertido una lágrima en otoño,

no sé si fue el origen del dolor de un fantasma,

no sé si fue la cumbre reseca de algún árbol,

no sé si fue una calle que me habló solitaria.

He vertido una lágrima en otoño

seca de primaveras,

trágicamente hundida en el alma

no sé si fue la piel reseca de las paredes altas

o el camino aprendido de memoria,

desolado.

 

17

Atrapa el día

antes que la lluvia

te clave las palabras

antes que la noche

te devuelva la muerte.

 

18

Las horas huyen como pájaros mudos.

Más allá de los relojes

el día cae asesinado en mis pupilas.

 

(De “Ajedrez”, Editorial Vinciguerra, Bs.As., 2007

  (*)  “Aasgaardstrand”, Edvard MUNCH.

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

JULIO CORTAZAR - El futuro - El interrogador -

Publicado en

 

Julio CORTAZAR  ( Bruselas 1914-Perú 1984)

 

200px-Cortázar[1]

 

 

 El futuro

Y se muy bien que no estarás.
No estarás en la calle
en el murmullo que brota de la noche
de los postes de alumbrado,
ni en el gesto de elegir el menú,
ni en la sonrisa que alivia los completos en los subtes
ni en los libros prestados,
ni en el hasta mañana.
No estarás en mis sueños,
en el destino original de mis palabras,
ni en una cifra telefónica estarás,
o en el color de un par de guantes
o una blusa.
Me enojaré
amor mío
sin que sea por ti,
y compraré bombones
pero no para ti,
me pararé en la esquina
a la que no vendrás
y diré las cosas que sé decir
y comeré las cosas que sé comer
y soñaré los sueños que se sueñan.
Y se muy bien que no estarás
ni aquí dentro de la cárcel donde te retengo,
ni allí afuera
en ese río de calles y de puentes.
No estarás para nada,
no serás mi recuerdo
y cuando piense en ti
pensaré un pensamiento
que oscuramente trata de acordarse de ti.

 

 

 

El interrogador

No pregunto por las glorias ni las nieves,
quiero saber dónde se van juntando
las golondrinas muertas,
adónde van las cajas de fósforos usadas.
Por grande que sea el mundo
hay los recortes de uñas, las pelusas,
los sobres fatigados, las pestañas que caen.
¿Adonde van las nieblas, la borra del café,
los almanaques de otro tiempo?
Pregunto por la nada que nos mueve;
en esos cementerios conjeturo que crece
poco a poco el miedo,
y que allí empolla el Roc.

 

 (Fuente: www.amediavoz)

 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

WILLY G. BOUILLON -Todo y todas las cosas -

Publicado en

 

Willy G. Bouillon (Argentina, 1930)

 

 

Todo y todas las cosas


Camino en una noche
Húmeda y salvaje hacia
Un día húmedo y salvaje.
Pero todo está bien
Si alguien canta
su canción
y si alguien come uvas
bajo la lluvia, y ríe.
Hablaremos de esto.
Y años después
Bastará con recordarlo.



El desierto


Te vi avanzar, desde el horizonte.
Eras un punto oscuro, apenas, porque
entre tú y yo estaba el desierto. Cuando
Vemos que alguien avanza hacia nosotros,
en el desierto, su figura se deforma a cada instante.
Se alarga, se desvanece y su cabeza parece
no estar donde debería estar.
Como era mediodía, no tenías sombra,
Y si la hubieras tenido habría sido sólo
La delgada hoja de un puñal en la arena,
de breves y cegadores relámpagos.
Pero podía imaginar tus cabellos negros,
Agitados por el viento ardoroso
Y tu brazalete, con la serpiente enroscada
en la rama del muérdago.
Quizás llegarías al atardecer, o más tarde,
tal vez en la madrugada, de modo que tuve
mucho tiempo para pensar. ¿Esta era la hora
más peligrosa que había vivido?
¿O fue ayer o hace cien años,
cuando desperté después de apagarse
el fuego, en medio de la mortandad,
y sentí la soledad y el silencio atravesándome
de lado a lado?
Podrías llegar en la madrugada, y así sería
preferible. Valoro ahora más los albores,
en los que ya nada humea y
las torres están rodeadas del silencio propio
de fantasmas que se alejan.
Sabría lo he sabido desde hace mucho- qué
te diría, después de mirarte, callado, un largo momento:
-Nada ha cambiado, te diría. Puedes beber
del cántaro, en el que hay agua de la última lluvia.
Cuéntame una historia.


 

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

HORACIO ARMANI - De la certeza de Dios -

Publicado en

HORACIO ARMANI (Bs.As.)

  

 

 

De la certeza de Dios

  

  

Había como un adormecimiento

de la luz que mojaba con dureza

el horizonte entero. La belleza

 en quietud dentro  del movimiento

de las hojas que abrían entre el viento

 su verde curvatura era la ilesa

cumbre del ala, un halo, una tristeza

 de estar desguarnecido en el sangriento

 crepúsculo sin voz. Vertiginosa

rosa en calma, la muerte era mentira

derrotada en la edad de toda cosa

móvil o inerte, denigrada o pura.

 

Vivir era saber que Dios respira

en cada espora de su arquitectura.

 

(De "En la sangre del día",Ed.Sudamericana,

Bs.As.,1988)

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

JORGE E. RAMPONI - "PIEDRA INFINITA"

Publicado en

JORGE E. RAMPONI (Mendoza, 1907-1977)

 

ramponi

 

PIEDRA INFINITA (Primera parte)

 Porque compacta sombra,

o soledad,

perpetua soledad a plomo,

témpano de silencio,

rígido limbo y piedra,

tienen la misma réplica, oh cóncavo nefasto igual

            ecuación fría,

responden con un eco de amargo símbolo en la

            sangre.

 

Tembloroso, sonámbulo, tornasol, taciturno,

aguzo el corazón, palpo la piedra:

frío gesto unitario,

fruto cumplido en ámbito ya duro,

tiempo cerrado, autónomo, infinito.

Secreto mar prende en su acantilado –laurel de he-

            rrumbe- un alga cárdena.

La luz del mundo vela de tacto y ojos, ciñe de aureola

            su proeza,

oh graduada de quilate inmóvil

y cetro lívido de esfinge.

 

Déjame que afronte su oráculo,

que escuche su vertiginoso silencio,

que libe su fatídico polen, su planetario acíbar,

negra abaje de lápidas en redes de tinieblas.

 

En el viento frontal que inunda lampos de páramo

            y olvido,

la carne siente su bisel de hueso,

esta premura misma de la sangre

es sólo fuga que se alcanza pronto.

 

Ampárame a revebero, corazón, que arrostro el témpa-

            no infinito.

 

Los siglos le zumban en el núcleo a modo de un enjam-

            bre eterno.

No hay laberinto de más vértigo que el de su isla fría.

 

PIEDRA es piedra:

aleación de soledad, espacio y tiempo,

ya magnitud, inmemorial olvido.

 

El hombre quiere amar la piedra, su estruendo de piel

            áspera: lo rebate su sangre.

Pero algo suyo adora la perfección inerte.

 

Hay durezas, caparazones, formas tristes, con agua o

            grumo vivo adentro,

Ella, sin brizna de entraña, mármol lleno de mármol.

 

Acaso algo terrible habitó su corazón profundo;

de esperar, siglo a siglo, la valva cerró por intemperie.

Caída al fondo de ese abismo palpable en sus márgenes

            de espanto,

árida espalda yerta, féretro de lo estéril,

ecuador de lo triste,

no es ni desdén: ignora redonda en su materia sorda,

íntegra nada nunca.

  (De “LA PIEDRA INFINITA”. Jorge Enrique RAMPONI

Ediciones Botella al Mar, Bs.As.,1948)

Etiquetado en POESIA

Compartir este post

Repost 0

<< < 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 20 30 40 50 60 > >>