OCTAVIO PAZ- EL ARCO Y LA LIRA,1 El lenguaje

EL LENGUAJE

 

La creación poética se inicia como violencia sobre el lenguaje. El primer acto de esta operación consiste en el desarraigo de las palabras. El poeta las arranca de sus conexiones y menesteres habituales:separados del mundo informe del habla, los vocablos se vuelven únicos, como si acabasen de nacer.El segundo acto es el regreso de la palabra: el poema se convierte en objeto de participación. Dos fuerzas antafónicas habitan el poema: una de elevación o desarraigo , que arranca a la palabra dellenguaje; otra de gravedad, que la hace volver. El poema es creación original y única, pero tambén es lectura y recitación: participación. El poeta lo crea; el pueblo , al recitarlo, lo recrea. Poeta y lector son dos momentos de una misma realidad. Alternándose de una manera que no es inexacto llamar cíclica, su rotación engendra la chispa: la poesía. Las dos operaciones-separación y regreso- exigen que el poema se sustente en un lenguaje común. No en un habla popular o coloquial, como se pretende ahora, sino en la lengua de una comunidad: ciuda, nación, clase, grupo o secta"............."Ahora bien, popular o minoritario, el lenguaje que sustenta el poeta posee dos notas: es vivo y común. Nadie puede escribir un poema en una lengua muerta, excepto como ejercicio literario.".......

"Ciertamente, , lo distintivo de la edad moderna, desde el punto de vista de la situación social del poeta, es su posición marginal. La poesía es un alimento que la burquesía -como clase- ha sido incapaz de digerir . De aquí que una y otra vez haya intentado domesticarla. Sólo que apenas un poeta o un movimiento poético cede y acepta regresar al orden social, surge una nueva creación que constituye, a veces sin proponérselo, una crítica y un escándalo. La poesía moderna se ha convertido en el alimento de los disidentes y desterrados del mundo burgués. A una sociedad escindida corresponde una poesía en rebelión. Y aún en este caso extremo no se rompe la relación entrañable que une al lenguaje social con el poema. El lenguaje del poeta es el de su comunidad, cualquiera que ésta sea."...............

La poesía de sectas toca a su fin porque la tensión se ha vuelto insoportable: el lenguaje social día a día se degrada en una jerga reseca de técnicos y periodistas; y el poema, en el otro extremo, se convierte en ejercicio suicida. Hemos llegado al término de un proceso iniciado en los albores de la edad moderna.

                                                                                                                                                                           CONTINUA