MIS POEMAS-PADRE-



PADRE

 

Ha llegado la muerte y te ha bendecido

con su ternura de palacio muerto.

 

También las flores lloran ,

lloran penas clavadas en la finitud de los párpados que ahora callan,

lloran junto al mar que acarició tu cuerpo ahora silencioso y ausente,

mar de  embate secreto, siempre desolado,

intenso y arrojado hacia los hombres.

 

Pero aquí, en esta noche,

donde la desdicha viene y se aloja en mi corazón,

en este cielo sin futuro,

emerge tu presente o tu heredad

y miro tus manos,

y tu frente y tu rostro

más bello, más amplio, más vasto.

 

¿Dónde están , entonces, los pájaros que amabas?

¿En la cadencia de esta brisa que conduce a la nada?

¿O han ido contigo a la remota sombra?

 

¿Dónde quedarán, sino en la memoria anónima del amor,

tus recuerdos, el pasado ahora perdido, tu huella en el mundo?

 

Acaso ¿no vives todavía?

 

Por eso, si pudieras regresar sólo un instante,

si alguien interpusiera una breve pausa en tu muerte

si pudieras nada más que un momento

venir y estar aquí, a mi lado,

no sé qué haría, no lo sé.

 

Solamente Dios debe saberlo.

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: