MIS POEMAS-EL QUE CALUMNIA

EL QUE CALUMNIA

 

CAMINOS (Botella al Mar, 2009)

 

 

Avanza con el tridente

esparciendo el aliento de la flor envenenada,

desplegando sus palabras de espinas

clavando los surcos

por donde el ultraje quema.

 

 

Mientras, muerde  cada cavilación,

cada intersticio de la  lengua

y sus escamas resplandecen con cada victoria.

 

Entonces, el viejo animal trepa a su muralla

y mira alrededor

y no hay nadie, nadie.

 

Está solo con su magma.

 

Ni siquiera puede llorar.