MIS POEMAS- MOMENTO EN ROMA-

MOMENTO EN ROMA

 

 

Recuerdo una tarde, en Roma,

cerca del Coliseo,

era un otoño dulce, una pequeña tarde

cubierta de piedad.

 

Yo presentía cuántos cielos muertos

cuántos hombres constelados por el dolor

con sus abatidos, últimos ojos

hacia arriba, tendidos sobre un campo,

un catre, o sobre esas anónimas piedras que,

tardía, distraídamente, pisábamos.

 

 

A pesar de todo, había algo de amor,

más bien, un vasto amor extendiéndose latente hacia nosotros

como una nostalgia cubriéndonos el alma,

como esas nubes que silenciosamente

cobijaban sueños, dichas o antiguos destierros.

 

 

Hombres de otro tiempo, corazones enterrados,

estaban allí,

bajo ese cielo, perpetuo, doliente,

aún viviendo,

para siempre.