ROBERT DESNOS-Identidad de las imágenes -

Publicado en

ROBERT DESNOS (París, 1900- Campo de concentración de Theresienstadt, 1945)

 

 

imagesCADI4JP7

Identidad de las imágenes

 

 

Lucho furiosamente contra animales y botellas
Desde hace poco tiempo quizá diez horas una después de otra
La hermosa nadadora que tenía miedo del coral esta mañana
                                                                                                         se despierta
El coral coronado de acebo llama a su puerta
¡Ah! otra vez el carbón siempre el carbón
Te conjuro carbón genio tutelar del sueño y de mi soledad
                                 déjame déjame seguir hablando de la hermosa nadadora
                                 que tenía miedo del coral
No dictamines más sobre este tema seductor de mis sueños
La hermosa nadadora descansaba en un lecho de encajes y
                                                                                                           de pájaros
Los vestidos sobre una silla al pie del lecho iluminados por  los fulgores
                                                                                      los últimos fulgores del carbón
Llegado éste de las profundidades del cielo de la tierra y del mar
                                      estaba orgulloso de su pico de coral y de sus grandes
                                                                                                                   alas de crespón
Durante toda la noche él había seguido divergentes entierros hacia
                                                                                              cementerios suburbanos
Había asistido a bailes en las embajadas y dejado su rastro en una hoja de helecho
                                                                                    de los vestidos de raso blanco
Se había erguido terrible en la proa de los navíos y los navíos
                                                                                                            no habían vuelto
Ahora agazapado en la chimenea acechaba el despertar de la espuma
                                                                                                        y el canto de las marmitas
Su paso resonante había turbado el silencio de las noches en las calles
                                                                                                            de adoquines sonoros
Carbón sonoro carbón amo del sueño carbón
Ah dime ¿dónde está la hermosa nadadora que tenía miedo del coral?
Pero precisamente la nadadora se ha vuelto a dormir
Y me quedo frente a frente con el fuego y me quedaré toda la noche para
                                                  interrogar al carbón con alas de tiniebla que insiste
                                                  en proyectar sobre mi camino monótono   la sombra
                                                  de su humareda y el reflejo terrible de sus brasas
Carbón sonoro   carbón despiadado   carbón.

 (De"Corps et Biens", 1930 )
Versión de Aldo Pellegrini

(*)  W. Kandinsky

Etiquetado en POESIA

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

isabel Llorca Bosco 04/29/2012 20:43

Estupendo poema y cuadro no menos audaz sobre la concentración de los colores. Creo que así como todo poeta debe aprender de los clásicos también debe aprender de la vanguardia, que se esconde en
el corazón de todo buen poema. Una vez más damos gracias a nuestro Aldo Pellegrini por esta difusión que estamos palpando con los ojos. Gracias, Amalia, por tu gusto exquisito.

ISABEL LLORCA BOSCO