LUIS DE TEJEDA - Soliloquios al Niño Dios -

Publicado en

DQT-La-Vision[1]

(*)

 

LUIS DE TEJEDA (Córdoba , antes del Virreinato (1604-1680)

Soliloquios al Niño Dios, el Día de la Navidad,

en su Pesebre 

 

Soliloquio primero

 

Belén. Portal dichoso;

casa de pan ;que ciñes ,

/aquel candido trigo

nacido en tierra virgen.

Dexa que a tus umbrales

no palacios sublimes,

no edificios soberuios

de Babylonia enmvidie.

Dexa que tu pessebre

cellos mis labios frissen

fuentes mis ojos    [rieguen]

ojos el alma miren.

      En tu inmensa estrechura

lo grande miro humilde

lo incircunscripto breue

postrado lo terrible-

Quien es de tierra y cielo

compassador Euclides

a una cuna de paxas

se proporciona y mide-

      El calor se le niega

la nieue le corrije

/y a quien da nieue y lana

no hai oi pañal que abrigue.

O, como esta la madre

agradeciendo humilde

el abrigo a las bestias

que el hombre le prohiue.

Messe la jumentilla

los paxissos coxines

y el Buey con tardo aliento

de Bracero le sirbe.

Llorad ojos un rato

que quando el hombre aflixe

a Dios; de rudas bestias

assitirse permitte.

      Aquella bella Aurora

por quien los canpos rien

de la eterna; i triunfante

Jerusalem insigne.

/ Llora sobre las Paxas

y/ en sus hilos humildes

(torsales de oro) enzarta

aljofares subtiles.

      Y assi, le dice al Niño

esta cuna infelize,

Hijo, te pronostica

alguna tumba triste

       y siendo tan estrecha

desde agora me dice,

que en las paxas te ensayas

para en la cruz Bullirte.

      Sus agudas aristas

manos i pies te aflixen

y los tres pronostican

de azero agudos linzes.

      Las que tus tiernas sienes

punsan sobre subtiles

Hebras de su cabeÇa

la corona me dicen.

 /Al vestido encarnado

que de mi tela Hiciste

Rasso triste y paxisso

de entretela le sirue.

 entre pucheros tierrnos

ya llora ya se rie

el Niño con la Madre,

y ella llorando dice:

Si tu desnudez lloras

dime porque saliste

dexando mis entrañas

que eran pañales firmes.

 mas ya me estás diciendo

mientras lloras y ries:

salgo a buscar ingratos

pues por ingratos vine-

      No llores pues bien mío

si a tanto te atrebiste

que a tu Padre dexaste

y a tu Madre despides.

 

 

(Publicado en “América, Creación del Barroco”,Fermín CHAVEZ, Editorial DOCENCIA, Bs.As.,1994)

(*) VISION DE LA CRUZ, 1631,  Diego Quispe Tito (Pintor peruano de origen indígena y uno de los mayores representantes de la Escuela Cusqueña del Siglo XVII)

 

 

Etiquetado en POESIA

Comentar este post

Amalia 12/26/2011 18:36

Gracias, Isabel ,por tus comentarios, siempre plenos de sabiduría. Un abrazo. Amalia

isabel Llorca Bosco 12/24/2011 23:09

Entusiasta del barroco, no conocía estos soliloquios, sino dos poemas de Tejeda, el de Santa Rosa y El Peregrino en Babilonia. Es hermoso. Me gusta muho la primera estrofa. Seguro que
sabrás,Amalia, que Belén quiere decir "casa de pan",;ojos el alma miran también me gusta mucho. Buen descubrimiento, Amalia.
isabel llorca bosco