JORGE LUIS BORGES -LO NUESTRO - LLANEZA -

Publicado en

JORGE LUIS BORGES (Bs.As.1899-Ginebra, 1986)

imagesCA823B3D

 

 

LO NUESTRO

Amamos lo que no conocemos, lo ya perdido.
El barrio que fue las orillas.
Los antiguos, que ya no pueden defraudarnos, porque son mito y esplendor.
Los seis volúmenes de Schopenhauer, que no acabaremos de leer.
El recuerdo, no la lectura, de la segunda parte del Quijote.
El oriente, que sin duda no existe para el afghano, el persa o el tártaro.
Nuestros mayores, con los que no podríamos conversar durante un cuarto de hora.
Las cambiantes formas de la memoria, que está hecha de olvido.
Los idiomas que apenas desciframos.
Algún verso latino o sajón, que no es otra cosa que un hábito.
Los amigos que no pueden faltarnos, porque se han muerto.
El ilimitado nombre de Shakespeare.
La mujer que está a nuestro lado y que es tan distinta.
El ajedrez y el álgebra, que no sé.

 

LLANEZA (*)

                                             A Haydée Lange

Se abre la verja del jardín
con la docilidad de la página
que una frecuente devoción interroga
y adentro las miradas
no precisan fijarse en los objetos
que ya están cabalmente en la memoria.

Conozco las costumbres y las almas
y ese dialecto de alusiones
que toda agrupación humana va urdiendo.
No necesito hablar
ni mentir privilegios;
bien me conocen quienes aquí me rodean,
bien saben mis congojas y mi flaqueza.
Eso es alcanzar lo más alto,
lo que tal vez nos dará el Cielo:
no admiraciones ni victorias
sino sencillamente ser admitidos
como parte de una Realidad innegable,
como las piedras y los árboles.

 

(*) Borges se inspiró en la casa de los Lange, para escribir este poema. Estaba ubicada en ese momento, en la calle Tronador 1746, entre La Pampa y Virrey del Pino.  

Etiquetado en POESIA

Comentar este post

isabel Llorca Bosco 11/02/2011 21:48


Querida Amalia, cercanísima en el amor a la poesía. Gran gusto he tenido al leer el poema LLANEZA. Los jóvenes habían hecho una plaqueta del mismo y Bosco se los había regalado a sus hermanas con
gran orgullo. Para mí es uno de los poemas que profundizan más la situación de la amistad, ese aceptarnos como somos, que hasta nos permite un error porque contamos con un concepto ya grabado en el
amor y en la admiración del otro.
Me gustaría dejar claro que Borges, quien estuvo enamorado de Haydeé y con quien tuvo una amistad toda la vida, se veían semanalmente, (era prima de sus primos, como del poeta Guillermo Juan
(Borges)), le escribió a Haydeé, además de este espléndido poema de las veladas en la casa de las Lange en la calle Tronador, en su primer libro, un segundo texto que empieza Las naves de alto
bordo, las azules espadas que partieron de Noruega,

y otro poema en el último libro LOS CONJURADOS(1985) Haydeé, a quien yo conocí, había muerto en 1983.
Eduaréo Jorge Bosco no la conoció en la época de Tronador, sino en 1942, en la casa de Oliverio Girondo y Norah Lange, en 1942 de la calle Suipacha,comprada para Museo. Entre Bosco y Nora existió
un apasionado amor que se concretó en una relación íntima (ella lo llamó "mi novio")que duró aproximadamente un año hasta el suicidio de Bosco, doce años menor que ella. Con Haydeé planeaba
traducir un libro del castellano al inglés. Ella aseguró que si hubiera sabido que todo iba a terminar de esa manera trágica, se hubiera casado con Bosco, no obstante sus ideas escépticas con
respecto al matrimonio.
Un beso y creo que estas aclaraciones son necesarias, sobre todo por la biografía inglesa de Borges que confunde a Norah con Haydeé y muchos comentarios que llevan a erroresde personas, lugar,
tiempo y tipo de relaciones.
La conjunción de determindas personas es un llano milagro, como sugiere Borges en el primer poema e influye en la literatura de un hombre y de una nación.
Un beso, gracias y felicitaciones por la nención que has obternido en La porte des poetes. Tu blog fascina desde su Monet y esa llovizna de colores impresionistas. Y luego los textos...
Isabel Llorca Bosco (Sobrina del poeta Eduardo Jorge Bosco)